ILUSTRACION: JEN DE POZO


La intención de este melómano es dialogar con vosotros de todo tipo de música y de todas las épocas, haciendo hincapié sobre grupos y discos raros y olvidados y en ocasiones de las joyas ya consagradas. Este blog lo hago en recuerdo de mi alma gemela GUILLERMO, no te olvido.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Ben Craven - "Great & Terrible Potions" (2011)



Dedicado a mi ilustradora favorita JEN DEL POZO
Género: Progresivo-Sinfónico

Tracklist:
1.- Diabolique
2.- Nobody Dies Forever Part 1
3.- Aquamarine
4.- Ready To Lose
5.- The Conjurer
6.- No Specific Harm
7.- Solace
8.- Nobody Dies Forever Part 2
9.- Great & Terrible Potions




BEN CRAVEN, australiano de nacimiento, os preguntareis que hace aquí un australiano con música progresiva, compartiendo lugar con los mejores clásicos y además de reciente ornada, pues el caso es que se lo merece, y sobre manera esta joya de disco ''Great and Terrible Potions''.
Era imposible que este disco pasara desapercibido por dos motivos, el talento musical y la genialidad creativa de CRAVEN digna de los grandes y segundo el diseño de la portada realizada por el maestro ROGER DEAN, muy conocido en el mundillo musical por sus obras de arte en los carteles y portadas de discos para los músicos, bandas como YES, ASIA, URIAH HEEP, GENTLE GIANT, etc. claro es un plus extra para este disco, la guinda del pastel. Tengo que reconocer que me fije en este disco por su portada.


El álbum fue publicado en el 2011, disco memorable con composiciones densas y complejas a semejanza de los grandes clásicos, PINK FLOYD, YES, pero con toques modernos y otros como SPOCK`S BEARD, hace que este disco tenga buen equilibrio y madurez. Por cierto él solito se lo guiso y se lo comió, no utilizo banda para la grabación, composición, mezclas e incluso promoción, ósea una banda de un solo hombre (guitarra, bajo, teclados, voces…), es lógico la obra la tenía en la cabeza hacia años y quien mejor que él para plasmar a la perfección lo que en su mente tenia.

Pongamos el vinilo en el plato y empecemos a escuchar buena música, nos encontramos con una entrada de cine, “Diabolique”, no puede faltar en una joya como esta una buena obertura, se sabe que es muy seguidor de los grandes compositores cinematográficos, puertas que se abren, pasos, es lacónica pero contundente. La entrada de piano nos da la sensación de estar escuchando algo de TUBULAR BELLS de MIKE OLFIELD seguido de un riff en la orquestación donde sobresale el órgano Hammond con un sonido dramático y tocado magistralmente, me recuerda al inolvidable JON LORD, con esos chasquidos y distorsiones de los que era un maestro. La acumulación de instrumentos y acordes es maravillosa.
Sin darnos descanso nos sumergimos en “Nobody Dies Forever part 1”, empezamos con mucho sonido ambiental y guitarra atropellada con acordes ascendentes, como de una película de cine de espías, la voz de CRAVEN se oye entrecortada pero bien modulada, la verdad es que cuando oí esta maravillosa pieza de rock melódico me transporto a los años 70, sobre todo al escuchar ese final de guitarra donde me recordaba a STEVE HACKETT.
Qué maravilla y aun queda, “Aquamarine”, es una pieza instrumental pletórica, hermosos tapices que forman una buena base instrumental, con una atmosfera angelical de órgano de iglesia dando una sensación de suspense, sonidos distantes, un coro y una guitarra que se transforman en una alegoría Floydiana como el propio GILMOUR. Se denotan varias capas en los teclados creando un universo hechizante y entrañable, es épica.
Ready To Lose”, arranca con una guitarra acústica estilo STEVE HOWE, cuando oyes esta canción varias veces te das cuenta de la variedad de estilos entremezclados, pasamos de un cierto blues algo agrio a otro tan diferente y con el mismo estilo de SPOCK´S BEARD, incluso se atreve pasando su voz por el sintetizador, el final es una demostración de virtuosismo con la guitarra eléctrica fluctuante al más puro neo-progresivo.
The Conjurer”,  tema dedicado al fallecido RICHARD WRIGHT, es un tributo apropiado a esta magnifica pieza de piano recordando Great Gig In The Sky, realmente hasta mitad de la canción es un calco a PINK FLOYD y en la guitarra con la esencia a GILMOUR.
No Specific Harm”, es la composición más larga y la que mas influencias progresivas tiene, se nota que es un gran arreglista cinematográfico. El comienzo no puede ser más prometedor con una inevitable guitarra a lo GILMOUR, se evidencia un sabor a Oriente Medio con un símil con relatos bíblicos en las letras, con una sección dramática y misteriosa en los teclados, compensado con suaves pasajes vocales, piano y guitarra acústica. Del final me gusta la majestuosidad en los barridos de teclado y en culminación de  en un solo de slide de guitarra en subida.
Solace”, volvemos al impecable registro en la acústica de la guitarra,  una canción corta pero hermosa, con pasajes románticos es la calma después de la tormenta del tema anterior, pero no por este motivo pierde la estructura armoniosa del álbum.
Nobody Dies Forever Part 2”, es una lacónica repetición de la primera parte, manteniendo su influencia en el space rock, trasladándote a un mundo ingenuo e intangible.
Great & Terrible Potions”, comienzo con una balada Floydiana con una voz sugerente y un piano digno de RICHARD WRIGHT, es un verdadero festival de rock sinfónico con varias capas de piano, sintetizadores y guitarra, vuelven de nuevo los coros sintetizados y una gran pomposidad orquestal. La pieza instrumental crece dramáticamente con la incorporación de unos graves potentes, batería y órgano. Y la puerta se cierra y con ella esta joyita.

Lo que más me gusta de este álbum es la amalgama de sabores musicales con influencias muy claras a los clásicos, parece que ha llegado una nueva estrella en el firmamento del sinfónico-neo-progresivo.
Con este disco CRAVEN os va a dejar completamente colmados musicalmente, bajo ningún concepto debéis ignorar a este prodigio musical, le seguiremos muy de cerca.

Recomiendo oír este disco en su página web pincha aqui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario